Cristobal Verdú

La Audiencia Provincial de Soria confirma la nulidad de un swap colocado a una PYME

Los magistrados afirman que las entidades financieras tienen mayor información que los clientes sobre las previsiones de los tipos de interés y que por tanto, Caja Rural debía haber advertido a la empresa que podía haber un descenso. La Audiencia Provincial ha desestimado todas las alegaciones presentadas por Banco Cooperativo.

“Si el cliente hubiese leído el contrato al detalle, tampoco lo habría entendido”

Para la magistrada no es condenable que el cliente se leyese por encima el contrato que le entregó Caja Rural, pues habría que tener un alto nivel financiero para entenderlo. El cliente creía que la caja le estaba vendiendo un seguro. Esta es la segunda contra la Caja Rural de Soria y décimotercera contra el Banco Cooperativo.