Tarjetas de crédito: la AP de Tenerife con los usuarios ante los abusos y la usura

»Una usuaria se niega a pagar un saldo abusivo por una tarjeta Visa con Barclays en 2007 y gana a la empresa de cesión de créditos en primera y segunda instancia.
»La empresa le reclamaba 3.593 euros en concepto de principal e intereses, con un TAE del 24,5% por una tarjeta que usó para comprar por  última vez en 2009

 

Los ciudadanos ya no se amedrantan ante los abusos de los bancos. En las Islas Canarias cada vez son más los que se enfrentan a empresas que han comprado las deudas de tarjetas a los bancos. Las empresas reclaman cifras abusivas y los usuarios optan por ir a tribunales. Y la justicia les está dando la razón.

La Audiencia Provincial de Tenerife ha desestimado la demanda interpuesta por una empresa de cesión de créditos contra una usuaria que se negó a pagar una deuda con la que no estaba de acuerdo.

Ya el Juzgado de Instrucción Nº 1 de Icod de los vinos había fallado a favor de la consumidora, considerando que concurría falta de legitimación activa por no constar notificada la cesión de créditos. Pero la empresa recurrió impugnando esta decisión porque la cesión de la tarjeta por Barclays puede hacerse sin conocimiento del deudor.

La juez de Audiencia Provincial comprobó que la afectada contrató una tarjeta Visa denominada “Barclaycard plus” en 2007 que fue usada y reconocido por ella. Pero lo que no se pudo probar es que la deuda de 3.593 euros que presentaba la cuenta el 29 de septiembre de 2014 fuera realmente suya.

Según las certificaciones emitidas por la entidad, esa cifra correspondía al principal, intereses, comisiones y cualesquiera otros gastos accesorios. Se trataba de una deuda líquida, vencida y exigible. Sin embargo, en las anotaciones presentadas no se señalaban las cantidades que se debían por cada uno de los conceptos.

Las condiciones establecían un límite, una comisión de 18 euros si se rebasaba el límite un 5%, una comisión anual de 18 euros y una comisión de 3% por disposición de efectivo. El TAE  de la tarjeta era del 24,5%.

La defensa de la afectada expuso que se habían reclamado conceptos no pactados y que por esos conceptos se había cargado a la tarjeta la cantidad de 4.282,53 euros. De todas las comisiones cargadas, sólo reconoció la de reclamación, por lo que pidió que se compensaran. Según sus números, el saldo era a favor tras descontar las cantidades indebidamente cobradas. También reclamó abusividad en las cláusulas.

La juez no encontró entre los documentos aportados especificación alguna. Pero si observó que existían unas domiciliaciones bancarias y unos cargos por venta, el último de mayo de 2009. Desde entonces, y hasta abril de 2014 todos los cargos se refieren a comisiones. Aunque lo pidió, no pudieron explicar qué cálculos se utilizaron para llegar a la cantidad reclamada.

Por tanto, al ser imposible determinar si lo que se pide es el importe total de lo que aparece bajo el epígrafe “ventas” y ante la falta de acreditación de los distintos conceptos que se reclaman, desestima la demanda.

Desde ASUFIN felicitamos a los profesionales que siguen comprometidos con la defensa de los usuarios frente a los abusos bancarios. Cada día somos mas los que no tenemos miedo a acudir a los tribunales para defender nuestros derechos.


Dirección Letrada: Ágora Rosales Merenciano
Banco: Barclays/Estrella Receivables LTD
Producto: tarjeta de crédito
Perfil: minorista
Pdf: S_170929_BARCLAYS_ESTRELLA_RECEIVABLES_AP3_TENERIFE_CONFIRMA_161114_JPI01_ICOD_VINOS_TARJETA_CREDITO_PART_SIN