FUENTE: Gabinete de prensa del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía
» La cláusula no supera el control de inclusión y el principio de buena fé exigido
» Se trata de una sentencia pionera para las Pymes afectadas por este producto

El Juzgado de Primera Instancia n.6 de Jaén ha dictado sentencia firme declarando la nulidad de una cláusula suelo concedida a una empresa.

En la resolución se considera acreditado que la hipoteca no por la entidad financiera, y las cláusulas fueron predispuestas. Del mismo modo, el juez considera que aunque se trate de un adherente no consumidor -una empresa-, cabe el control jurisdiccional de la cláusula. En este sentido, no cabe el control de transparencia, pero sí el de inclusión de la cláusula y su examen al amparo de la legislación civil y mercantil.

Según se recoge en la sentencia, dicha cláusula suelo se insertó en una escritura de préstamo hipotecario de 28 de diciembre de 1999. Fue Caja Rural de Jaén quien concedió el préstamo a la mercantil. A tenor de la cláusula: “Se pacta para el tipo de interés inicial, en ningún caso el tipo de interés aplicable al préstamo no podrá ser superior al 16% ni inferior al 4%” .

En este caso la cláusula no supera el control de inclusión porque no expresa con claridad la contratación de un tipo de interés variable. Del mismo modo, se insiste en que la redacción de este clausulado no es clara, sino extensa. Y utiliza muchas fórmulas difícil de comprensión, llegando a afirmar que es contraria al principio de buena fe. Este principio debe imperar en las cláusulas, de lo contrario, se produce un desequilibrio notable entre las partes; por lo que se trataría de una cláusula abusiva. La demandada tendrá que devolver lo cobrado de más desde el 9 de mayo de 2013. Todo ello sin expresa mención en costas.


Dirección Letrada: Álvaro Azcárraga Gonzalo. Manuel Espinosa Ortiz
Banco: Cara Rural Jaen
Producto: Cláusula Suelo
Perfil: Pyme
Pdf: S_161104_CAJA_RURAL_JAEN_JPI6_JAEN_SUELO_PYME_SIN