»UCE Asturias y La Asociación de Usuarios Financieros (ASUFIN) se unen en una reclamación a las eléctricas y las gasistas ante la CNMC.
»Las asociaciones exigen que la CNMC tome cartas en el asunto y obligue a las grandes compañías que suministran la electricidad y el gas a separar su imagen de marca.

Las asociaciones de consumidores, UCE Asturias y La Asociación de Usuarios Financieros (ASUFIN), se han unido para defender a los usuarios de electricidad y gas de nuestro país. Según la denuncia presentada el 16 de noviembre de 2016, las eléctricas y las gasistas han incumplido durante años la obligación de separación de actividades. El Regulador, al contrario que en otros países europeos, ha permanecido impasible ante la grave situación de confusión a la que se enfrentan los consumidores.

La normativa comunitaria e interna ordenan una separación e independencia de los gestores de las redes de distribución respecto del resto de actividades liberalizadas, en especial, con la comercialización. Esta separación de actividades incluye la clara separación de la información y, presentación de marca con empresas del mismo grupo verticalmente integrado. La ausencia de una distinción nítida entre comercializadoras y distribuidoras genera confusión y podría estar diseñada a propósito por las empresas referidas para confundir a los consumidores y obtener ventajas competitivas.

IMAGEN CORPORATIVA ÚNICA

Las compañías que distribuyen y suministran la luz y el gas publicitan a sus consumidores una imagen corporativa única, pero en realidad, deben dejar claro que son empresas diferentes, con actividades diversas: unas con retribución regulada, otras liberalizadas. No se puede permitir que quien gestiona la red de distribución en régimen de monopolio natural venda además la electricidad y el gas con una imagen corporativa similar. De esta manera, el consumidor no puede saber con quién está contratando el servicio y sufre también la competencia, en especial, las pequeñas y nuevas comercializadoras que han de luchar contra los incumbentes. Liberalizar el mercado de la comercialización supone dejar claro y nítido qué empresas están en competencia y cuáles, no. Las cinco grandes compañías verticalmente integradas no están distinguiendo entre estas actividades, confundiendo al consumidor y dañando la competencia.

LA SEPARACIÓN DE MARCA

En otros países, el “Unbundling” o separación de actividades es algo básico para promover la competencia. E incluye la clara distinción de la imagen de marca. Un ejemplo notorio es FedEx, donde se diferencia claramente la empresa que realiza el envío, de la que realiza la paquetería, de la que gestiona los precios, etc.

unbundling

LOS REGULADORES EUROPEOS ACTÚAN

Mientras que en España la CNMC aún no ha respondido ante esta situación –incluida en nuestro derecho desde 2012-, en Europa, los reguladores están actuando de oficio.

Como ponemos de manifiesto en nuestra denuncia, Francia ha emitido varios informes donde se advierte a las empresas sobre la obligación de diferenciarse por “crear confusión al cliente”. En Alemania, el organismo regulador ha abierto expediente administrativo a compañías que no han cumplido sus obligaciones de separación de marca. En Italia, se han dispuesto plazos de obligatorio cumplimiento para la diferenciación.

Con esta denuncia, que se suma a una anterior presentada en octubre por la OCU, que solo afectaba al sector eléctrico, UCE-Asturias y ASUFIN advierten no sólo del engaño de las eléctricas, también de las gasistas. Así, ambas asociaciones colaboran en una acción única que busca promover la competencia, que es la forma básica de proteger la libertad de elección de los consumidores.

+ INFO

UCE – ASTURIAS
daciouceasturias@gmail.com
TEL: 985.21.09.27

ASUFIN
prensa@asufin.com
TEL: 659 501 636 / 915 327 583