»La compra de obligaciones y participaciones preferentes y su posterior canje por acciones fue firmado bajo un consentimiento viciado y con dolo omisivo
»El afectado llevaba más de veinte años confiando en Bankia. Este quiso contratar un plazo fijo pero el comercial le recomendó un producto semejante mucho más tóxico

En el Juzgado de Primera Instancia #10 de Valencia, a día 26/01/2016, Bankia ha vuelto a perder. El afectado ha ganado tras llevar a la entidad crediticia a juicio para lograr la nulidad de contrato e indemnización de perjuicios por responsabilidad contractual.

En la sentencia queda recogido como el demandante afirma que Bankia ha “incumplido dolosamente, o cuanto menos, culposamente, a las obligaciones de información, diligencia y transparencia en su relación con el afectado”. Dicha falta es lo que lleva al damnificado a reclamar el importe de las inversiones realizadas, que asciende a la cantidad de 21.600€

Esto resulta, y como bien recoge el fallo de la sentencia: “Declaro la nulidad por vicio de error en el consentimiento prestado en los contratos de adquisición de obligaciones subordinadas (7/03/2006) y de participaciones preferentes (15/01/2009), así como el canje de obligaciones subordinadas y participaciones preferentes por acciones de 22/03/2012″.

Por esto mismo el magistrado condena a la parte demandada a restituir a la demandante la suma de 21.600 €, más el interés legal desde las fechas de suscripción de los productos; y con restitución a la demandada de la cantidad de 1.866,86€ en concepto de rendimientos percibidos por la demandante, más el interés legal del dinero desde cada una de las fechas de ingreso de los intereses percibidos”.

 


Dirección Letrada: María Dolores Arlandis
Perito:  Nuria Garcia Pascual
Entidad Bancaria: Bankia
Producto: Participaciones Preferentes y Obligaciones Subordinadas
Perfil: Particular
PDF: S_260116_BANKIA_JPI10_VALENCIA_PART_PREFERENTES_SIN.pdf