»Caixabank SA vuelve a quedar en evidencia frente a la Audiencia Provincial #9 de Valencia tras deliberadamente no informar a sus clientes sobre sus productos
»Las Participaciones Preferentes de Lehman Brothers fueron adquiridas por el cliente sin fijar realmente la caducidad de las mismas

En la Audiencia Provincial #9 de Valencia, la entidad demandada CaixaBank SA ha vuelto a perder frente a una pareja de afectados a fecha 15 de junio del 2016. Tras ya enfrentarse a la pareja de afectados, en el 2013 en el Juzgado de Primera Instancia 21 de Valencia, el banco volvió a recurrí a la justicia.  Los damnificados demandaron a Barclays SA, que más tarde seria CaixaBank SA y el encargado de apelar, a consecuencia de la contratación de una producto de inversión el 30 de octubre del 2006. Este producto era participaciones preferentes de Lehman Bros. “Call 21-09-2009”, valorados en un importe de 300.00 euros.

La entidad demandada planteó una indebida acumulación de acciones, que quedó resulta en la audiencia previa, así como la caducidad de la acción de anulabilidad. La sentencia del Juzgado Primera Instancia tras rechazar la caducidad de la acción de nulidad, estima concurrir en el caso la prestación del consentimiento con error de vicio y decreta la nulidad del contrato con la restitución de las prestaciones.

La razón por la que la caducidad de la acción no sirve como argumentación para la entidad bancarias porque ya esta misma no quedo clarificada por su propia parte. El vencimiento del producto no quedó constatado ni en su momento de contratación ni en ninguna otra ocasión. No consta documento alguno que determine sus condiciones ni características.

Dicha falta de información y transparencia da cabida a que la propia naturaleza del producto pudiese ser “perpetua” al no quedar definida por parte de CaixaBank.

La sentencia también refleja como se estima en parte el recurso de aplicación interpuesto por la entidad demandada, Caixabank SA, contra la sentencia dictada por el Juzgado de Primer Instancia 21 de Valencia. Además de revocar dicha resolución, la sentencia recoge por qué se desestima la acción de nulidad, siendo “por error de vicio de consentimiento por estar caducada”. También se estima la acción subsidiaria y se condena a Barclays SA a abonar a los afectados, en concepto de daños y prejuicios, la cantidad de 285.112,40 € con los intereses legales desde la fecha de demanda.

El fallo de la sentencia también refleja como el magistrado considera necesario que “se ratifique la imposición de las costas de la instancia a la parte demandada sin pronunciamiento de las devengadas en la alzada y se acuerda de la devolución del deposito constituido para recurrir”.


Dirección Letrada:Amparo Barrachina
Perfil: Particular
Producto: Participaciones Preferentes (Lehman Brothers)
PDF: S_160615_CAIXABANK_AP9_VALENCIA_CONFIRMA_130305_JPI21_VALENCIA_PREF_LEHMANBROTHERS_PART_SIN