ASUFIN muestra su decepción por las conclusiones del Abogado General en el Asunto C-154/15 sobre la retroactividad de las cláusulas suelo.
ASUFIN considera escandaloso que se haya manipulado una cuestión jurídica tan sencilla para favorecer a una banca que no ha obrado correctamente.

Tal y como ASUFIN se cuestionaba ayer, la resolución de las cláusulas suelos va a ser cuestión de política y no de justicia. El Abogado General de la Unión Europea, ha informado a favor de la banca y en contra de los afectados. El presente contexto, marcado por el Brexit y el inminente rescate a la Banca Italiana, ha condicionado la posición del Abogado General suponiendo un duro revés para los consumidores bancarios. El injustificado respiro momentáneo a la banca española viene gracias a que las conclusiones del letrado dan la razón a la banca en lo referente a la devolución limitada de estas condiciones hipotecarias. Según Patricia Suárez, presidenta de Asufin, “Si una cuestión jurídica tan sencilla se manipula, es un escándalo“.

Los 7.600 millones de euros que tendrían que haber sido devueltos a los afectados y que según reconocían los propios bancos, ya estaban provisionados, seguirán engrosando sus cuentas. Los consumidores acudieron a la Unión Europea para lograr que se aplicase correctamente el Derecho de la Unión y la nulidad de la cláusula conllevase la retroactividad. Recurrieron a una vía que consideraban que sería capaz de imponer más justicia que la recibida en el plano nacional. Acorde a las palabras de hoy de la Directiva Europea “no se exige a los Estados miembros que establezcan la nulidad retroactiva de la cláusula“, lo que se puede libremente entender, como bien ha hecho El País, que “La banca se libra de compensar a los hipotecados por el dinero cobrado de más según las conclusiones presentadas hoy“.

La Comisión Europea se pronunció hace unos meses a favor de la devolución total. Todo indicaba que los consumidores bancarios iban a recibir el proteccionismo propio de su condición. Pero resulta que Paolo Mengozzi, el abogado general que ha dictado sentencia, ha considerado que estos meses eran dignos de un viraje absoluto y finalmente salvaguardará los intereses de los Bancos.

Es un torpedo en la línea de flotación de la credibilidad del derecho comunitario – Patricia Suárez, Presidenta de ASUFIN

Según Suárez “Es un torpedo en la línea de flotación de la credibilidad del derecho comunitario“. Desde ASUFIN, asociación activa en la lucha contra los productos bancarios, se considera que es “amoral” que el contexto Europeo así como las presiones de los bancos, hayan sido vinculante en una decisión que iba a devolver a miles de familias el dinero que han perdido cuando estaban siendo cobrados de más por estas entidades.

En el 2013, el Supremo consideró abusivas las cláusulas suelo. El problema, y de ahí el intento de extrapolación de la justicia, era que este mismo limitó los efectos en el tiempo de la declaración de nulidad de esas cláusulas, es decir, solo quedaría aplicada a partir de la propia fecha de la sentencia (9 de mayo del 2013).

Si el Tribunal de Justicia Europeo permite que los tribunales nacionales apliquen sus propias reglas, su utilidad queda muy cuestionada – Patricia Suárez, presidenta de ASUFIN

Tras la protección que encontraron los bancos españoles en el ámbito nacional para evitar unas devoluciones millonarias, se recurrió a una vía judicial que se esperaba actuaría con menos interés. Según la presidenta de ASUFIN “Si el Tribunal de Justicia Europeo permite que los tribunales nacionales apliquen sus propias reglas, su utilidad queda muy cuestionada“.

A la espera de la decisión final, ASUFIN llama a seguir luchando porque, concluye Suárez, “queremos un sistema justo en el que todo el mundo respete las leyes, por lo que nada, ni un posible fallo en contra, nos podrá hundir“.


PRENSA

AGENCIA EFE
RTVE