ASUFIN contó con la visita de la prestigiosa abogada griega Evi Avlogiari, especialista en productos bancarios

Grecia es el primer país de la Unión Europea que gana una colectiva contra las Hipotecas Multidivisa

Evi Avlogiari es más que contundente: “El poder está en la ley y esta debe estar de parte de los consumidores“. Tras litigar incansablemente durante años, la abogada cree que los gobiernos tienen cierto desinterés así como que sus reacciones suele responder a un mismo patrón: Llegan tarde y con soluciones insuficientes para defender a unos ciudadanos que no están correctamente protegidos de las entidades financieras en las que ellos confían y tienen una relación vinculante. Por eso Avlogiari llega a Madrid para explicar la necesidad de que la ética y las finanzas sean una simbiosis; impulsando un cambio de cultura bancaria donde la columna vertebral de este sistema sean los derechos de los consumidores.

Evi no es sólo una abogada, es también una afectada más, que junto a su marido arquitecto contrató una Hipoteca Multidivisa sin conocer el alcance del riesgo. A pesar de poder poner como paradigma su propio caso, escoge el de su primera clienta sobre productos bancarios, que llevó a destapar la brutal crisis que se avecinaba. Avlogiari presenta en el seminario el siguiente caso: Una enfermera (de nacionalidad griega) solicita una hipoteca de 300.000 euros. Desde el 2006 había pagado aproximadamente unos 100.000 euros. Cuando fue al banco le comunicaron que a pesar de que efectivamente había pagado ya un tercio de su hipoteca, debía 400.000 euros, por el tipo de cambio (franco suizo) de su hipoteca. Incomprensible y casi parecería que matemáticamente imposible, ¿Verdad?

Esta enfermera es un cruento ejemplo más de entre los de 70.000 afectados con situaciones similares. Entre el 2006-2008 los bancos griegos, sin responder a filtros ni excepciones, colocaron a sus clientes un producto que acabaría llevando a muchos a la ruina. El paradigma expuesto arriba, es posible básicamente porque: “Nadie sabía que este producto no era un préstamo. Nadie informó que estaban adquiriendo un derivado financiero“.


Leyes protectoras

El cliente no podía ser consciente de la naturaleza de la Hipotecas Multidivisa al no estar informado. Hay una clara imposibilidad de conocimiento sobre el producto. Entender el riesgo que lleva implícito este producto así como el hecho de haberse convertido en inversor es de un entendimiento intangible sin un profesional. Se trata de un préstamo anormal así como un derivado financiero.

En grecia las hipotecas funcionaron como en España, y era recurriendo a la comparativa de las dos monedas. Por eso resulta crucial que la información de los riesgos de dicha comparación esté dada con la suficiente claridad e intensidad. Por eso, como informa Avlogiari, en Grecia “Es obligatorio que los comerciales y trabajadores del banco implementen una formación destinada al entendimiento absoluto de los productos bancarios complejos, como las Hipotecas Multidivisa“. Los trabajadores del banco en Grecia por ley han de estar formados correctamente y han de estar cualificados para poder colocar este producto.

Es necesario entender el producto porque si no, no se puede entender el riesgo. El gobierno griego obliga a los bancos que para que determinados productos puedan a ser colocados, el comercial debe estar entrenado. Este ha de estar formado, pasar unas pruebas, aprender el vocabulario específico para no dar cabida a errores gramaticales financieros etc.  A parte de que se pueda sacar la conclusión de la mala praxis por parte del banco, también refleja la imposibilidad de que  producto sea entendido por alguien que responde a un perfil minorista y no profesional.

Los damnificados y sus abogados han podido demostrar que la mayoría no estaban certificados para colocar el producto que ahora les ha llevado a perder en el juicio. Gracias a la existencia de la ley griega nu. 2251/1994, los afectados por Hipotecas Multidivisa están pudiendo recuperar su dinero y restaurar su creencia en la justicia. La ley ha podido dar amparo a los afectados. 


Transparencia

En Grecia fue Eurobank el que comenzó con las hipotecas multidivisa y le siguieron el resto de bancos nacionales. Uno de los bancos nacionales, Agricultural Bank solo pudo colocar un total de dos hipotecas multidivisa. Este banco, que más tarde fue comprado por Piraeus Bank, decidió ser transparente con las cláusulas de este contrato, lo que tuvo inmediatamente la consecuencia de un fracaso comercial.

La razón de “este fracaso comercial” se debió a que el banco informó correctamente a los clientes de todos los riesgos que podía traer consigo la adquisición de dicho producto. Al enseñar los ejemplos de la fluctuación y el riesgo, solo dos clientes de los miles que tenían adquirieron dicho producto. Al ser transparente con la información y naturaleza de las Hipotecas Multidivisa, trajo una directa imposibilidad de colocación del producto. Como confirma la abogada griega “Nada de esto habría pasado, si alguien hubiese dicho la verdad“.

Es necesario entender que el cliente no quería ni ganar ni perder dinero. No se quería especular con las ganancias ni generar dinero. Adquirieron lo que consideraba un préstamo, y es fundamental en análisis de esta finalidad por parte del cliente. La causa del préstamo constitucionalmente esta declarado así: Es coger un dinero prestado y devolverlo. Por eso todo lo que vaya más allá de esto, ya no es un préstamo, como ha sucedido con las


Colectiva

En Grecia hasta ahora había logrado 8 o 9 sentencias a favor del clientes así como un número parecido, aunque menor en contra. El panorama así como la jurisprudencian no era ni a favor, ni en contra, de los consumidores bancarios. A pesar de esto, la primera demanda colectiva ganada en Europa ha sido en Grecia, suponiendo un triunfo para todas las naciones y la comunidad. La especialista griega considera que “Eurobank va apelar en la Audiencia Provincial, alegando que los consumidores deberían haber supuesto el riesgo de perdida. Aun así, aunque todavía no sea ejecutable la sentencia, los afectados griegos tienen mucho que celebrar”. 

El 24 de mayo del 2016 Juzgado de Primera Instancia de Atenas dictó esta sentencia. Los demandantes fueron; La Federación de Consumidores de Grecia, Asociación de Consumidores, Instituto Consumidores de Creta, Asociación de Prestamistas en francos suizos. Se unieron 4 asociaciones para presentar una demanda colectiva y atacar a Eurobank por la colocación de las Hipotecas en francos suizos en Grevia y lo han logrado. 

El fallo de la sentencia se puede resumir en: 1.  Eurobank tiene prohibido en el futuro utilizar la cláusula que se encuentra en este tipo de prestamos de francos suizos 2. El consumidor estará obligado a pagar cada mensualidad basandose en el cambio actual. 3. Eurobank tiene prohibido convertir la deuda en euros en el tipo de cambio actual, tiene que fijarse en la fecha de inscripción. 4. Todas las cuotas se han de calcular teniendo en cuenta el día de la suscripción del cambio. 5. Eurobank debe asumir las cuotas de pago. debe recalcular todas las hipotecas mutlidivisa (que están vivas) tomando como tipo de cambio el que estaba en al fecha de suscripción 6. Debe pagar por incumplimiento 3000 euros a cada cliente si no cumple con lo establecido.

Esta colectiva afecta directamente a todos los consumidores de Eurobank con este producto y de manera indirecta al resto de las entidades. Al ser las asociaciones defensoras de los consumidores las que han presentado la colectiva, están legitimada para una defensa genérica. El fallo del Tribunal Supremo es aplicable a todos los afectados por Hipotecas Multidivisa. Inicialmente la demanda no va por nombre y apellido, pero cuando este establecida la sentencia como firme, ya podrán ir de forma individual, pudiendo ir al banco y obligando a la reconversión del préstamo.

ASUFIN, será la primera asociación española en presentar una demanda colectiva con Bankinter por la colocación de Hipotecas Multidivisa. La iniciativa de Suárez pretende beneficiar a más de 25.000 afectados clientes de Bankinter. Esta entidad financiera comercializó más del 50% de las Hipotecas Multidivisa colocadas en España, resultando que tan solo en el 2008 colocó 5.000 millones de euros en hipotecas indexadas en francos suizos y yenes. Avlogiari, que acompañó a Suárez en su iniciativa de acudir al Comité Económico y Social Europeo para poner fin a las Hipotecas Multidivisa a nivel comunitario, mostró su total apoyo a la Presidenta y sentenció varias veces su creencia de que la demanda colectiva de ASUFIN marcará un antes y un después en los consumidores bancarios.