Barclays obligado a devolver 524.045,70 euros a su cliente

En la Audiencia Provincial de  Madrid ha obligado a Barclays a devolver 524.045,70 a una S.L. El juez ha dictaminado que existe un claro “dolo omisivo” y “error en los contratos” por lo que el fallo ha sido a favor del cliente de la citada entidad bancaria. A su vez, se declara la nulidad de los contratos y operaciones de derivados suscritos entre las victimas y el banco.

La S.L. alega que hubo una vulneración de normativa imperativa por no facilitar de manera clara y transparente la información esencial para prestar el consentimiento. Los “tests de cualificación”, que permiten  saber que conocimientos financieros tenían los clientes, se realizaron tras ya haber firmado el contrato en el 2008. Un año antes ya se había adquirido el producto, por lo que el test realmente ya carecía de sentido.

El test de cualificación es un requerimiento necesario, y más si el producto adquirido cae bajo la definición de “producto complejo”. No existe documento ni prueba que se haya podido aportar por parte del demandado, que pueda demostrar que informó de los costes negativos así como de los posibles riesgos que podría con llevar dicho producto.

Por tanto, como recoge la sentencia, el juez sentenció que Barclays debía devolver las liquidaciones negativas abonadas por los mandantes de un total de 524.045,70 euros, como también los intereses que se hubieran podido devengar de las mismas, así como al pago de las costas causadas con el citado procedimiento.

El préstamo solicitado que sirve de base, se firmó en el 2007 y ascendía a 545.00 euros por cada entidad. Barclays en ese momento les pasa unos documentos denominados “confirmación de swap de tipo de interés; cada una de estas empresas ha tenido unas liquidaciones negativas de 60.502,41 euros (entre las 6 empresas suman 363.014,46 euros) mientras que se han beneficiado de unas liquidaciones positivas de 1.299,33 (entre las seis entidades han percibido 7.793,98 euros); es decir, las pérdidas totales de estas seis empresas (sin incluir los costes de cancelación) ascienden a 355.218.50 euros.

El juez tras estudiar los contratos llega a la conclusión que “los contratos han vulnerado no sólo la normativa de protección de consumidores y usuarios, sino también la aplicable a las condiciones generales y la específica del sector financiero y bancario”. Subrayaba “la ausencia de definiciones claras y transparentes” así como la insuficiente información a propósito del plazo así como la existencia de un coste de cancelación. En conclusión: Barclays vuelve a ser otro claro ejemplo de como los bancos mantienen a sus clientes desinformados, mientras estos están sufriendo grandes perdidas y ellos se están beneficiados.


Dirección letrada: Patricia Gabeiras
Ba
nco: Barclays
Perfil: S.L
Producto: Swap
PDF: S_150115_BARCLAYS_AP10_MADRID_REVOCA_140228_JPI74_MADRID_SWAP_SIN.pdf