• La entidad tendrá que pagar la suma por haber asesorado mal a sus clientes

  • El regulador del sector financiero en Gran Bretaña ha sancionado al banco por cometer “fallos serios”

La filial británica del Banco Santander ha sido condenada a pagar 14,8 millones de euros por fallos serios en la forma de asesoramiento financiero a sus clientes hace dos años mediante la acción del regulador del sector financiero de Gran Bretaña. Según el diario Público, la Autoridad de Conducta Financiera de Reino Unido (FCA) asegura que ha existido “un riesgo significativo” de que Santander UK diera consejo financiero inoportuno a sus clientes. El regulador agregó que el banco deberá  contactar a los clientes afectados y, en su caso, compensar las eventuales pérdidas.

Resulta frustrante que los españoles tengan que acudir a los tribunales mientras los ingleses afectados por estos productos recuperarán sus ahorros gracias a la intervención del regulador Patricia suárez (presidenta de asufin)

Tras ésta multa récord, la filial británica del Santander informa en su página web de que contactará por escrito con todos los clientes que invirtieron en cartera de inversiones, inversiones estructuradas y bonos de inversión entre el 1 de enero de 2010 y el 31 de diciembre de 2012, así como con aquellos que participaron en inversiones premium entre el 1 de abril de 2004 y el 31 de diciembre de 2012. De esta forma, el expediente abierto a finales de 2012 por las autoridades bancarias británicas queda cerrado.

Para la presidenta de ASUFIN, Patricia Suárez, resulta “frustrante que los españoles tengan que acudir a los tribunales mientras los ingleses afectados por estos productos recuperarán sus ahorros gracias a la intervención del regulador. No parece lógico que en nuestro país el regulador, aun cuando condena determinadas malas prácticas, remite a los consumidores a los Tribunales de Justicia para recuperar sus ahorros.