En este país, las personas que denuncian la corrupción son perseguidas en lugar de ser protegidas. En estos días, el caso de Ana Garrido es un ejemplo escalofriante de la persecución que sufre quien denuncia.
Aún así, la gran mayoría de los casos de corrupción han sido destapados por ciudadanos de a pie, no por las instituciones.
Solo con una ciudadanía activa acabaremos con la corrupción que nuestros gobiernos y muchos partidos cultivan y ocultan. Por esto, un buen número de los grupos y personas que hemos dado guerra en este ámbito, nos hemos unido en el Grupo Ciudadano contra la Corrupción y hemos lanzado un Decálogo en defensa de los Alertadores/Denunciantes.
Os pedimos que nos ayudéis a conseguir un compromiso firme por parte de todos los partidos para que añadan estos puntos básicos para la protección de quien denuncia en sus programas de gobierno.

Escríbeles en Twitter (@PSOE, @PPopular, @AhoraPodemos, @CiudadanosCs…) en FB o llama o escribe a sus sedes y envíales el Decálogo en Defensa de los Alertadores/Denunciantes con este enlace: https://xnet-x.net/decalogo-proteccion-denunciantes-alertadores/

Pídeles su compromiso.

Si los partidos realmente están al servicio de las personas no deberían tener miedo a los alertadores contra la corrupción.


+ INFO

Asufin en la presentación del Grupo Ciudadano contra la Corrupción (FCForum2015)

Pau Montserrat. Decálogo en defensa de los valientes denunciantes