De nuevo, la localidad de Alcalá de Henares señala a los numerosos datos falsos con los que Bankia salió a Bolsa.

El Juzgado de Primera Instancia número 4 de Alcalá de Henares ha estimado la nulidad de una contrato de compra de acciones de Bankia suscrito por un particular. El motivo de la nulidad ha sido la existencia de error y vicio en el consentimiento a causa de la falsa imagen de solvencia expuesta por la entidad en su salida a bolsa.

Como en otros casos, la sentencia se ha apoyado en la numerosa documentación, tanto en folletos informativos como en la publicidad en los medios, en los que Bankia exponía su solvencia y fortaleza como principal motivo para invertir en sus acciones. De hecho la entidad presentaba a sus futuros accionistas beneficios cuando en realidad esperaba pérdidas por más de 3.000 millones de euros.

De este modo, Bankia deberá recomprar las acciones adquiridas por su cliente por el valor original por el que las adquirió y hacer frente a las costas procesales.


Dirección Letrada: Christian Salata.
Banco: Bankia.
Producto: Preferentes.
Perfil: Particular.
PDF:S_150928_BANKIA_JPI4_ALCALA_DE_HENARES_ACCIONES_PART_SIN.pdf