El Juzgado de Primera Instancia número 11 de Oviedo sigue condenando a Caja España por la comercialización irregular de sus productos financieros complejos. En este caso, el Juez ha estimado la nulidad de un contrato de deuda subordinada suscrito conjuntamente por dos particulares minoristas.

Como en otros casos, la entidad ofreció las obligaciones como inversiones garantizadas y rentables, omitiendo información acerca del funcionamiento específico y los riesgos a los que se sometían sus clientes.

Durante la negociación no se les entregó ningún tríptico informativo, tampoco las órdenes de compra hasta el mismo día de la firma. Asimismo, los test de conveniencia venían con respuestas ya consignadas.

Por tanto, Caja España deberá reembolsar los 18.000 euros que invirtió su cliente y hacer frente a las costas procesales.


Dirección Letrada: Jorge Álvarez de Linera Prado.
Banco: Caja España.
Producto: Deuda subordinada.
Perfil: Particular.
PDF:S_140916_CAJAESPANA_JPI11_OVIEDO_SUBORDINADAS_PARTICULAR_SIN.pdf