El Juzgado de Primera Instancia número 10 de Oviedo ha estimado la nulidad de unos contratos de compra de subordinadas suscritos por un particular. La entidad demandada, Caja España, no informó correctamente sobre los riesgos y naturaleza de los productos, llevando al afectado a firmar bajo error y vicio el contrato.

El afectado venía contratando subordinadas desde el 2.000 por recomendación del director de su sucursal. En 2010 ya tenía invertidos 76.000 euros.

El cliente no supo en ningún momento que su dinero no estaba totalmente garantizado.

El propio director de la sucursal ha admitido que no se hizo entrega de tríptico informativo o documentación previa que permitiera al cliente comprender el producto antes de contratarlo.

Por tanto, Caja España deberá reembolsar el dinero perdido por el afectado, más los intereses devengados y las costas procesales.


Dirección Letrada: Jorge Álvarez de Linera Prado.
Banco: Caja España.
Producto: Deuda subordinada.
Perfil: Particular.
PDF:S_150305_CAJAESPANA_JPI10_OVIEDO_SUBORDINADAS_PARTICULAR_SIN.pdf