El Juzgado de Primera Instancia número 4 de León ha estimado la nulidad de un contrato de compra de participaciones preferentes suscrito por una particular con Caja España. El motivo de la condena ha sido la habitual falta de diligencia informativa por parte de la entidad, incurriendo así al cliente a suscribir el producto bajo error y vicio en el consentimiento.

Durante el proceso contractual, la entidad no cumplió su obligación de informar detalladamente sobre los riesgos y funcionamiento del producto a su cliente. Tanto es así que este no supo hasta después que se trataba de preferentes. Pensó en todo momento que era un plazo fijo con buena rentabilidad y disponibilidad inmediata.

Por tanto, Caja España deberá reembolsar 20.000 euros al afectado, más los intereses devengados y las costas procesales.


Dirección Letrada: Jorge Álvarez de Linera Prado.
Banco: Caja España.
Producto: Preferentes.
Perfil: Particular.
PDF:S_150227_CAJAESPANA_JPI4_LEON_PREFERENTES_PARTICULAR_SIN.pdf