DOS UNIVERSIDADES ESTUDIAN SI LA PÉRDIDA DE SALUD SE ASOCIA CON LA PÉRDIDA DE DINERO
» VER NOTICIA

Investigadores de dos universidades estudian la posible relación entre el estrés de haber sufrido un fraude financiero y la pérdida de salud. Varios afectados aseguran que han sufrido depresiones y períodos de ansiedad a raíz de perder sus ahorros y que incluso se les agravaron otras enfermedades cardiovasculares o cánceres. De probarse esta relación, se abriría la puerta para reclamar indemnizaciones a los bancos por daños morales. Es el caso de Rafael, que además de sus ahorros, perdió a una hija que desarrolló un cáncer a raíz de la estafa preferentista.

Laura Vilamor/ Alberto Bautista | Madrid | Actualizado el 12/07/2015 a las 16:14 horas

Depresiones, ansiedad y empeoramiento de otras enfermedades. Investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid y de la Universidad de Montreal estudian si existe relación directa entre estos problemas de salud y el drama de las preferentes. De confirmarse se abriría la puerta a que los afectados pudieran recibir una indemnización.

Rafael no solo perdió su dinero con el fraude de las preferentes, también a una de sus hijas. Considera que el estrés sufrido agravó las enfermedades en su familia. Una de sus hijas, con 48.000 euros atrapados, desarrolló un cáncer. “A mí el médico me dice que todos los problemas que tengo, mareos, subidas de tensión, es porque sigo sufriendo”, dice Rafael.

La fundación ‘Finsalud’, compuesta de científicos, abogados y afectados, ha promovido un estudio para investigar la relación de los fraudes financieros con la salud. ” Se va a estudiar por pirmera vez el impacto que tiene en la salud de estas personas haber sufrido un fraude dfinanciero, dice Patricia Suárez, patrona de Finsalud y presidenta de Asuapedefin.

De probarse esta relación directa, los afectados podrían exigir indemnizaciones a los bancos por haberles provocado depresiones o periodos de ansiedad. Carlos Sáez, abogado de Trebia Abogados, afirma que ” este tipo de informes puede ayudar a obtener una indemnización por daños morales”.

Un investigador de la Universidad de Montreal, François Béland, va a cotejar los formularios que rellenen los preferentistas para comprobar si la presión que padecen les ha acarreado problemas de salud. Según François Beland, profesor de salud pública de Montreal, ” el proceso de envejecimiento se acelera, y las personas entran en un proceso de fragilidad”, asegura. Como Rafael, hay quienes han recuperado su dinero, pero hay cosas que nunca podrán recuperar.