El letrado Fernando M. Sánchez Pérez ha conseguido la nulidad de un contrato de suscripción de participaciones preferentes y otro de obligaciones subordinadas suscrito por particulares. La sentencia es histórica ya que condena a Bankia a la devolución de más de 2.000.000 de euros al demandante.

Los afectados, de perfil minorista, es decir sin conocimientos en productos financieros complejos, ni experiencia previa, suscribieron los contratos después de que la entidad se los ofreciera como una inversión segura, similar a un plazo fijo pero con mayor rentabilidad. El propio director de la sucursal bancaria admite no recordar si se leyó la información acerca de la posibilidad de pérdida de la inversión.

Asimismo, hubo irregularidades como la falta de test de conveniencia a uno de los integrantes del contrato.

Como expone el letrado de los afectados, no se entiende que la entidad pusiera en peligro los ahorros de su cliente, ya que teniendo en cuenta que la gran suma invertida provenía del ahorro de varias generaciones, el perfil del cliente era claramente conservador y ahorrador, sin ningún interés en arriesgar su capital.


Dirección Letrada: Fernando Miguel Sánchez Pérez.
Banco: Bankia.
Producto: Preferentes y deuda subordinadas.
Perfil: Particular.
PDF:S_150105_BANKIA_JPIeI_MARBELLA_PREFERENTES_SUBORDINADAS_PART_SIN.pdf