La Audiencia Provincial número 4 de Oviedo ha confirmado la nulidad de un contrato de participaciones preferentes suscrito por un particular. La entidad demandada, Abanca (antigua NCG), deberá reembolsar los 18.000€ más las comisiones cobradas al cliente, ya que este no fue informado correctamente acerca del funcionamiento y los riesgos del producto.

El afectado contrató en 2003 preferentes bajo la creencia de que era una inversión totalmente garantizada. No recibió ninguna advertencia lo suficientemente clara para su perfil de consumidor (minorista) sobre la posibilidad de perder el dinero en caso de quiebra bancaria. Tampoco se le hizo saber acerca del carácter perpetuo de las participaciones.

Por tanto, el cliente no fue atendido con la diligencia informativa exigida por la Ley del Mercado de Valores para la comercialización de productos financieros complejos, como en este caso. Por tanto, Abanca deberá reembolsar el dinero invertido por el afectado y hacer frente a las costas del proceso.


Banco: Abanca (NCG).
Producto: Preferentes.
Perfil: Particular.
PDF:S_150317_ABANCA_AP4_OVIEDO_CONFIRMA_141230_JPI5_OVIEDO_PARTPREFERENTES_PARTICULAR_SIN.pdf