Una pareja ha logrado que la justicia anule el contrato de las obligaciones subordinadas que Banco CEISS le coló por 42.000 euros. La sentencia considera que la firma de los clientes no fue libre ni se hizo de forma voluntaria.

Unos clientes particulares han logrado que la justicia anule su contrato de obligaciones subordinadas por valor de 42.000 euros con Banco CEISS. La sentencia afirma que la información bancaria no se adecuó a las características ni perfiles de los afectados. Además, la entidad financiera afirmó que los clientes iban a tener la posibilidad de recuperar su dinero en cuanto desearan.

El magistrado del Juzgado de Primera Instancia número 2 de Burgos afirma que la información dada a los clientes por parte de Banco CEISS no fue acorde con sus características. Uno de los empleados de la sucursal del banco calificó a los clientes como conservadores y a los que no “se le conocía ninguna formación financiera”.

Además, la sentencia califica la operación realizada por la entidad bancaria como una operación “no libre, ni prestado de forma voluntario” ya que el banco planteó el canje de las subordinadas a su cliente como la única opción de recuperar el dinero perdido anteriormente. Este aspecto es, para la sentencia, determinante ya que imposibilita que los clientes conociesen de primera mano el funcionamiento del producto nuevamente.

Por todo ello, los clientes lograrán recuperar el dinero perdido en las obligaciones subordinadas y luego en el canje: los 42.000 euros.


Dirección letrada: Óscar Molinuevo Díez
Banco: Banco CEISS, S.A.U (Banca Caja España de Inversión Salamanca y Soria, S.A.)
Producto: Obligaciones subordinadas
Perfil: Particular
PDF: S_150220_BCEISS_CESPANA_JPI2_BURGOS_SUBORDINADAS_PART_SIN.pdf