Bankinter ha visto una vez más rechazas sus alegaciones a una sentencia en la que condenaba por un Clip.

Una pequeña empresa ha logrado que la Audiencia de Valladolid vuelva a darle la razón, confirme la cancelación, anule el contrato y obligue a Bankinter a devolverle el dinero por un Clip que contrató en mayo de 2007. Los magistrados recuerdan la obligación que las entidades financieras tienen de informar correctamente sobre el producto.

La sentencia de la sección tercera de la audiencia confirma que Bankinter no aportó en el juicio ningún documento informativo que pudiese acreditar que sí dio la información necesaria y requerida para la adquisición de un producto “tan complejo” como un swap. Los magistrados afirman que la pyme no recibió “una información clara, veraz y completa del clip de Bankinter.

La entidad financiera declaró durante la vista judicial que el contrato entre ellos y la empresa era ventajoso para el cliente. Bankinter afirmó que la empresa tenía un tipo fijo de interés para las operaciones de crédito. Sin embargo, los magistrados corroboran las tesis de la sentencia de primera instancia en las que se afirmaba que la empresa obtenía cobertura hasta el 4,8% y que si bajaban no tendría cobertura.

La pyme firmó el contrato sin haber entendido muy bien qué era lo que firmaba y creyendo ciegamente las explicaciones de la entidad financiera. Ello lleva a los magistrados a considerar que la empresa adquirió el producto bajo un error en el consentimiento y ordenan a Bankinter a que reintegre los 30.000 euros que cobró por el clip.


Dirección letrada: José Luis Fernández de Lamadrid
Banco: Bankinter, S.A.
Producto: Clip Bankinter
Perfil: PYME
PDF Audiencia: S_150203_BANKINTER_AP3_VALLADOLID_CONFIRMA_140623_JPI4_VALLADOLID_CLIP_PYME_SIN.pdf