Un nuevo afectado por las acciones de Bankia logra recuperar su dinero

La justicia ha condenado la comercialización de las acciones de Bankia por venderlas a través de unos folletos que mostraban una realidad completamente diferente a la que atravesaba.

Un afectado por las acciones de Bankia ha logrado que la justicia le dé la razón en su litigio contra la entidad financiera y anule su contrato de julio de 2011. La sentencia deja claro que la información documental que desde la propia entidad se daba a sí misma distaba mucho de su realidad económica y financiera.

Las cuentas auditadas y aprobadas determinan que la situación real de la entidad financiera “no eran reales ni reflejaban la imagen de solvencia” publicitada y divulgada en sus folletos informativos, considera la sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 6 de Gijón. La publicidad de Bankia reflejaba un gran número de incorrecciones y falta de veracidad.

La entidad anunciaba en sus documentos publicitarios que se encontraba por aquel entonces en una situación de solvencia económica y “con relevantes beneficios netos, además de unas buenas perspectivas”, pero irreales, considera el magistrado. La sentencia tiene en cuenta que los particulares creen que la adquisición de acciones les reportará un rendimiento y que si las contratan es porque la comunicación pública de la entidad financiera indica que sus perspectivas de negocio serán positivas.

La sentencia, además, tiene en cuenta las distintas condiciones de las partes y la relación existente entre ellas. El afectado era un anciano sin formación, conocimientos ni experiencia en materia financiera frente a una entidad bancaria, quien ahora deberá devolverle el importe de las 800 acciones que adquirió.


Dirección letrada: José Antonio Ballesteros Garrido
Banco: Bankia, S.A.U.
Producto: Acciones de Bankia
Perfil: Particular
PDF: S_150206_BANKIA_JPI6_GIJON_ACCIONES_PART_SIN.pdf