El Juzgado de Primera Instancia número 3 de Mataró ha condenado a Catalunya Caixa por la comercialización irregular de un contrato de compra de deuda subordinada a un particular. El afectado no recibió la diligencia informativa que exige la Ley del Mercado de Valores para la comercialización de productos financieros complejos a clientes minoristas.

La entidad ofreció en 2008 obligaciones subordinadas al demandante sin advertirle adecuadamente del funcionamiento y riesgo sobre el capital invertido, lo que llevó a este a invertir 36.000 euros bajo la creencia de que se trataba de Una inversión garantizada.

Poco después, el cliente falleció, heredando la afectada los títulos. En 2013, la ahora titular de las subordinadas, se vio obligada a hacer un canje por acciones de la entidad y venderlas al Fondo de Garantía de Depósitos, perdiendo en el proceso 8.000 €.

Durante la comercialización solo se entregó una copia de la orden de suscripción, sin facilitar ninguna otra información. En esta misma orden se hace constar el perfil del producto como “conservador” y “para inversores que quieren asumir pocos riesgos o con un plazo de inversión muy corto”, definición que no se ajusta a la complejidad y riesgo del producto.

Asimismo, en este documento se hace mención al test de conveniencia, de cuya realización no existe constancia. Tampoco la firma de la afectada, que como esposa y cotitular debería haber dado también su consentimiento.

Ante estas irregularidades, Catalunya Caixa deberá hacer frente a las pérdidas generadas a su cliente, más los intereses legales y las costas del juicio.


Dirección Letrada: Laia Manté Majó.
Banco: Catalunya Caixa.
Producto: Deuda Subordinada.
Perfil: Particular.
PDF:S_140717_CATALUNYACAIXA_JPI3_MATARO_SUBORDINADAS_PART_SIN.pdf