Bankia ha sido condenado por la comercialización de sus propias acciones. La sentencia afirma que existieron unas notables disparidades financieras en las cuentas no auditadas presentadas por la entidad financiera.

Una pareja ha logrado que la justicie cancele la orden de compra por la que adquirió acciones de Bankia. La sentencia considera que el folleto, aportado por la entidad financiera ante la comercialización de sus activos, estaba completamente alejado de la realidad financiera de la empresa. En total, los afectados compraron 5.333 títulos del banco.

La sentencia emitida por el Juzgado de Primera Instancia número 2 de Oviedo recoge la descripción que en el folleto informativo se hace de la salud financiera de Bankia. En él, se vendía a la entidad financiera como “el primer banco en términos de activos totales de España” y que “había superado los test de estrés del Banco de España y del Banco Central Europeo y que, incluso, disponía de un exceso de capital de casi 6.000 millones para un escenario de tensión”.

Para el juez, las conclusiones a las que llegaron los peritos del Banco de España demuestran “la existencia de unas notables disparidades financieras y contables en las cuentas no auditadas por Bankia”. Por todo ello, el magistrado puede concluir que la información dada por la entidad a los afectados contenía “datos que aparentaban solvencia y fortaleza, que sin embargo no se ajustaban a la verdadera situación económica de la entidad”. Las graves pérdidas no fueron transmitidas antes de la contratación antes a los futuros accionistas de la entidad.

Por todo ello, la justicia cancela al orden de compra de lo más de 5.000 títulos de acciones de Bankia y condena a la entidad a que devuelva el importe total de la compra, unos 20.000 euros.


Dirección letrada: José Antonio Ballesteros Garrido
Banco: Bankia, S.A.U.
Producto: Acciones de Bankia, S.A.U.
Perfil: Particular
PDF: S_150107_BANKIA_JPI2_OVIEDO_ACCIONES_PART_SIN.pdf