Una pareja ha logrado recuperar la inversión que realizó engañada en unas preferentes de CatalunyaCaixa. La justicia ha reconocido que la entidad financiera no dio ningún tipo de información antes de la firma de los productos.

Un matrimonio afectado por la comercialización de las participaciones preferentes de CatalunyaCaixa ha logrado que la justicia ordene la anulación de su contrato y la devolución del importe total de la compra. Las diligencias bancarias de información por parte de la entidad financiera fueron nulas.

La sentencia considera que fue CatalunyaCaixa, aprovechándose de la confianza que tenían los clientes en ellos, quien ofreció el producto. Por ello el juez reprocha a la entidad bancaria que tendría que haber realizado con mayor exhaustividad sus labores de información a la pareja. Tanto el marido como la esposa afirmaron que no les explicaron de manera verbal ni documental nada hasta el día de la firma, cuando en la ventanilla de la sucursal les dieron algunos detalles.

El Juzgado de Primera Instancia número 46 de Barcelona considera que las pruebas presentadas por CatalunyaCaixa para intentar demostrar que sí dio una información creíble a los clientes carecen de credibilidad. No realizó ningún test de conveniencia o idoneidad ni aportó en el juicio cuál era el mecanismo que tenía para saber la cuantía de la liquidación del producto. Por todo ello, concluye que los afectados contrataron bajo un vicio en el consentimiento unas preferentes que les provocaron pérdidas por más de 20.000 euros.


Dirección letrada: Monserrat Serrano Bartolomé
Banco: CatalunyaCaixa, S.A.
Producto: Participaciones preferentes
Perfil: Particular
PDF: S_140923_CATALUNYABANC_JPI46_BARCELONA_PREFERENTES_PART_SIN.pdf