El Juzgado de Primera Instancia número 1 de Castuera (Badajoz) ha estimado la nulidad de una permuta financiera de tipos de interés suscrita por una empresa con BBVA. El motivo de la nulidad ha sido la falta de información durante el proceso de contratación, lo que ha supuesto la anulación del swap por no cumplir la entidad con la obligación de ofrecer la máxima diligencia y protección a un cliente minorista.

Asimismo, la representante legal de la sociedad anónima afectada, niega haber firmado ningún IRS. Esta afirmación se debe a que cuando efectuó la contratación telefónica creyó que se trataba de una especie de seguro por si le sucedía algo (como un seguro de vida).

Además, durante la suscripción telefónica de la permuta, el empleado de la banca le dijo que “dijera sí a todo”, porque luego “ya se lo explicaba”. De esta manera, la afectada firmó el derivado financiero tras una conversación de 10 o 20 minutos, tiempo insuficiente para que comprendiera los riesgos y funcionamiento del producto.

Por otro lado, en Sevilla, el Juzgado de Primera Instancia número 5 ha condenado también a BBVA por el mismo motivo al incluir en un contrato de arrendamiento inmobiliario una Cláusula Adicional de Tipo de Interés (swap), sin que esta fuera expuesta con la profundidad exigida por la normativa MIFID.


Dirección Letrada: Sr. Martínez Collantes.
Banco: BBVA.
Producto: Swaps.
Perfil: SA.
PDF:S_140310_BBVA_JPI1_CASTUERA_SWAP_SA_SIN.pdf


Dirección Letrada: Vanesa Fernández Escudero.
Banco: BBVA.
Producto: Swaps.
Perfil: Pyme.
PDF:S_140107_BBVA_JPI5_SEVILLA_SWAP_PYME_SIN.pdf