Ambos casos muestran como Bankia no se preocupaba por ofrecer un producto adecuado para el perfil de su cliente e informarle adecuadamente.

El Juzgado de Primera Instancia número 25 de Valencia ha condenado a Bankia por la comercialización irregular de participaciones preferentes por un valor total de 30 mil euros a un particular. El afectado firmo bajo la creencia de que se trataba de un plazo fijo, por lo que  se ha declarado la nulidad por error y vicio en el consentimiento.

La entidad ofreció las preferentes al cliente pese a que este tenía perfil de inversor minorista y no se ajustaba a sus demandas, ya que deseaba invertir en un producto seguro.

Asimismo, Bankia no ha podido acreditar que informara sobre los riesgos y naturaleza de las participaciones, por lo que deberá reembolsar la inversión realizada menos los rendimientos producidos a favor del cliente.

Además, la entidad ha sido condenada también en Madrid, por el Juzgado de Primera Instancia número 53, por la venta de un contrato swap dentro de un préstamo como si se tratara de un seguro de cobertura frente a la subida de los tipos.

A parte de incurrir en el habitual error de no informar sobre los riesgos, naturaleza y coste de cancelación del producto, se impuso como requisito para la concesión del préstamo.


Banco: Bankia.
Producto: Preferentes.
Perfil: Particular.
PDF:S_140411_BANKIA_JPI25_VALENCIA_PART_SIN.pdf  


Dirección Letrada: Eugenio Baz Pereira.
Banco: Bankia.
Producto: Preferentes.
Perfil: Pyme.
PDF:S_120907_BANKIA_JPI53_MADRID_SWAPS_PYME_SIN.pdf