Banco Santander ha vuelto a ser condenado por la venta de permutas financieras a clientes minoristas. En esta ocasión una empresa perdió más de 300.000 euros en las liquidaciones.

Una empresa cordobesa ha conseguido la reconversión de la demanda que Banco Santander le puso por el impago de más de 314.743 euros. La justicia ha desestimado el recurso de la entidad financiera y la ha condenado a proceder a la cancelación del contrato y la devolución de las liquidaciones negativas.

La sentencia del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Montilla (Córdoba) afirma que los términos del contrato y las cláusulas repletas de “tecnicismos y formulaciones financieras distan mucho de ser fácilmente compresibles” sin una explicación técnica adecuada. El juez considera que la empresa en ningún momento sabía de las consecuencias económicas que le podía derivar la contratación del ‘Cap con Knock-Out’.

Banco Santander tenía que haber realizado una explicación “diferenciada, adaptada y específica a las circunstancias del mercado”. La sentencia recoge que la empresa tendría que haber sido sometida a una “información personalizada sobre el funcionamiento de los contratos” y las perspectivas de las evoluciones de los tipos de interés.

Por todo ello, la justicia desestima la demanda de Banco Santander contra la empresa y acepta la reconvencional, anulando el contrato y obligando a devolver el importe de las liquidaciones.


Dirección letrada: Peralta Lechuga

Banco: Banco Santander, S.A.

Producto: Permuta financiera

Perfil: PYME

PDF: S_140508_BSANTANDER_JPIEI2_MONTILLA_PYME_SIN.pdf