Nueva condena a favor de los afectados por las subordinadas de Liberbank. En esta ocasión ligó las subordinadas a la contratación de un producto completamente diferente.

Liberbank sigue sumando sentencias negativas por la comercialización de obligaciones subordinas entre los clientes de Cajastur. Una pareja de particulares ha logrado anular su contrato con la entidad financiera ya que lo contrató tras una oferta engañosa en la que se puso “en paralelo” las subordinadas con una inversión dineraria ordinaria.

La sentencia, del Juzgado de Primera Instancia número 2 de Oviedo, ve una evidente “heterogeneidad entra ambas formas de inversión debido a las diferentes naturalezas de los productos. El juez por ello ve inadecuado que Cajastur ligase ambas inversiones y le colocas las obligaciones subordinadas. Liberbank no ofreció otros productos alternativos como estructurados financieros o fondos de alto riesgos a las obligaciones subordinadas, por lo que siempre quiso colar ese producto.

Además, el juez corrobora que la información aportada por el banco antes de la contratación de las subordinadas fue “incompleta y desatinada. La sentencia afirma que la entidad bancaria no informó debidamente a los clientes de los riesgos y características del contrato. El juez no tuvo en consideración la declaración del trabajador de la sucursal en la que afirmaba que sí había diferenciado ambos productos. Ahora la entidad tendrá que devolver los 60.000 euros más los 1.724 euros de intereses.


Dirección letrada: Jorge Álvarez de Linera Prado
Banco: Liberbank, S.A. (Cajastur)
Producto: Deuda subordinada
Perfil: Particular
PDF: S_131204_LIBERBANK_JPI2_OVIEDO_SUBORDINADA_2PART_SIN.pdf