La Audiencia de Madrid da la razón a un afectado por un IRS de Banco Popular. El cliente logra revocar la primera decisión judicial y verá anulado su contrato y reembolsado se dinero.

Un cliente particular ha logrado que la justicia le dé la razón en su litigio contra Banco Popular para anular su contrato del IRS que adquirió en junio de 2007. La Audiencia de Madrid le da ahora la razón después de que su recurso fuera desestimado en primera instancia. Los magistrados consideran probado que la entidad financiera incumplió sus obligaciones legales.

Los empleados de Banco Popular reconocieron durante el juicio que en ningún momento dispusieron de folletos o catálogos con los que poder explicar la permuta financiera a su cliente. La sentencia de la Audiencia Provincial Madrid afirma que la información que contenía el contrato no es suficiente como para que el afectado pudiese saber los riesgos y peligros de la compra del IRS.

Banco Popular únicamente aportó como pruebas el perfil del cliente anteriores contratos celebrados entre ambos. Sin embargo, para los magistrados de la sección 14ª de la Audiencia estos contratos no son de riesgo, por lo que no son válidos para compararlos ante el IRS. Además, la única prueba sobre esto corresponde a las declaraciones de los empleados de la sucursal en la que se comercializó el producto. Los magistrados consideran que no despliegan eficacia probatoria ni son medios aptos para el fin pretendido.

El afectado por la permuta financiera ha logrado que la justicia, en segunda instancia, le dé la razón y logre la nulidad de su contrato con Banco Popular.


Dirección letrada: Marcelino Tamargo Menéndez
Banco: Banco Popular, S.A.
Producto: IRS
Perfil: Particular
PDF Audiencia: S_130628_BPOPULAR_AP14_MADRID_REVOCA_120309_JPI98_MADRID_PART_SIN.pdf