Tres recientes sentencias condenan a la entidad por dos casos de preferentes y uno de deuda subordinada. El letrado Pérez Lema logra que se declare la resolución de los contratos y la devolución de sus ahorros a los afectados.

Durante muchos años, Novagalicia Banco colocó de forma masiva productos financieros tóxicos entre particulares y pymes. Su radio de acción se centraba especialmente en tierras gallegas, donde tenía el grueso de su clientela. La mala praxis de la entidad y su desinterés por cualquier tipo de negociación ha dejado a los afectados la vía judicial como única solución posible para la recuperación de su dinero. Bajo la dirección letrada del abogado Xoan Antón Pérez Lema, tres clientes afectados por productos de riesgo de Novagalicia han conseguido sentencias favorables en primera instancia.

La primera sentencia falla sobre el caso de un cliente que ingresó el dinero procedente de su indemnización por despido y lo colocó en preferentes de Novagalicia aconsejado por empleados de la sucursal. Cuando el afectado quiso retirar 5.000 euros descubrió que sus ahorros iniciales de 40.000 habían menguado hasta 3.600. Todo devengos negativos, y ni un solo aviso del banco. Posteriormente se vio obligado a aceptar un canje forzoso por acciones de la entidad, por lo que la cantidad recuperada se amplió ligeramente hasta 7.157 €. Todo ello a cambio, eso sí, de las pretensiones de la entidad de dar por resuelto el caso con el canje.

La tercera sentencia recoge también un caso de participaciones preferentes. En esta ocasión, el desembolso inicial de la afectada fue de 50.400€, y la cantidad que le restaba aún por recuperar -tras varios vaivenes y un canje forzoso por acciones- era de 20.095 euros. Ambos casos han sido oídos por el mismo juzgado de primera instancia, el número 6 de A Coruña. Y en ambos se ha resuelto el asunto admitiendo la demanda de los afectados declarando la nulidad de ambos contratos. La entidad queda obligada, por tanto, a restituir sus ahorros a los afectados.

El último caso es similar a los anteriores, pero lo que le colocaron en esta ocasión a la afectada fue deuda subordinada y no preferentes. La demandante, sin conocer las características de este producto, se dejó aconsejar por un empleado de su sucursal y adquirió obligaciones subordinadas por más de 20.000€. Al igual que en los dos casos anteriores, Novagalicia trató de resolver el asunto planteando un canje por acciones de la entidad, por el que pudo recuperar parte de sus ahorros, pero aún le faltaban más de 5.000 euros. La sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 1 de La Coruña da la razón a esta afectada y condena a Novagalicia a devolver la cantidad que aún le retenía.


Banco: Novagalicia Banco
Producto: Participaciones preferentes
Perfil: Particular
Dirección letrada: D. Xoan Antón Pérez Lema

PDF: S_140414_NCGBANCO_JPI6_ACORUÑA_PREFERENTES_PARTICULAR.pdf


 

Banco: Novagalicia Banco
Producto: Obligaciones subordinadas
Perfil: Particular
Dirección letrada: D. Xoan Antón Pérez Lema
PDF: S_140416_NCGBANCO_JPI1_ACORUÑA_SUBORDINADAS_PARTICULAR_SIN.pdf


 

Banco: Novagalicia Banco
Producto: Participaciones preferentes
Perfil: Particular
Dirección letrada: D. Xoan Antón Pérez Lema
PDF: S_140520_NCGBANCO_JPI6_ACORUÑA_PREFERENTES_PARTICULAR_SIN.pdf