El Juzgado de Primera Instancia número 27 de Barcelona ha condenado a Catalunya Banc por la comercialización de participaciones preferentes a 10 particulares.

Ninguno de ellos fue informado con la máxima diligencia informativa, tal y como exige la Ley del Mercado de Valores a la hora de vender productos financieros complejos a clientes minoristas.

La entidad deberá hacer frente a la devolución de unos 55.000 euros entre todas las inversiones realizadas por los demandantes.

Todos los afectados firmaron un contrato de suscripción de preferentes Serie A Catalunya Caixa Preferential Issuance Limited. Estos contratos se firmaban pese a que los test de conveniencia revelaban que los clientes carecían de experiencia y formación con productos financieros complejos.

Durante la contratación no se les reflejaba ni siquiera el dividendo que percibirían por la inversión, ni la periodicidad de estos. Además, al final del documento firmado por todos los clientes se hacía constancia de que la inversión resultaba adecuada de acuerdo con el resultado del test de conveniencia.

En la orden de compra del producto se definía simplemente como conservador y destinado a inversores que quisieran asumir pocos riesgos o con un plazo de inversión muy corto, lo que contrasta con el riesgo que suponen las preferentes y su carácter perpetuo.

En general, no existe constancia de que la entidad informara correctamente sobre los riesgos del producto. En algunos casos siquiera hay constancia del test de conveniencia.

Asimismo, el propio director de la sucursal reconoció que no se informaba de los riesgos y que en muchos casos no se hacía entrega de una copia del folleto informativo.


Banco: Catalunya Banc.
Producto: Preferentes.
Perfil: Particular.
PDF: S_130429_CCAT_CATBANC_JPI27_BARCELONA_PREFERENTES_PART_SIN.pdf