La sentencia de primera instancia, del año 2.011, ya daba la razón a la afectada. Ahora la entidad tendrá que reembolsarle todas las pérdidas que le supuso el producto.

La sección quinta de la Audiencia Provincial de Las Palmas ratifica una sentencia de primera instancia y da la razón a una afectada por un swap del Banco Popular. Había contratado con la entidad un préstamo hipotecario, y le colaron el producto como un seguro para prevenir los efectos de las posibles subidas del Euribor. Gracias a ello, la afectada se pudo ahorrar 365 euros en la primera liquidación. Sin embargo, resultó ser algo pasajero: la víctima de este swap se quedó perpleja cuando le llegó la segunda liquidación y descubrió que le quitaban 5.887 €. A partir de ahí, más liquidaciones negativas. No está mal como bagaje para tratarse de un seguro.

El caso se basa en la demanda de nulidad planteada por el letrado de la afectada, alegando un vicio en el consentimiento a la hora de contratar el producto. Se fundamenta en la falta de información proporcionada por los miembros de la entidad, que llevó a la afectada a firmar sin tener un conocimiento real de las características del swap. Su perfil financiero era conservador, y no tenía interés especulativo alguno.

El pleito ya se había ganado en primera instancia, pero el banco presentó un recurso de apelación alegando que no había incumplido con su deber de información y asesoramiento al cliente. Sin embargo, asumen los magistrados el mismo razonamiento que el juez de primera instancia,  y entienden que el contrato queda viciado de nulidad, obligando a las partes a restituirse las cantidades que hubieran intercambiado. Todo ello con expresa con costas a la entidad bancaria.


Banco: Banco Popular
Perfil: Particular
Dirección letrada: D. Matías Martín Quintana Reyes
PDF 1ª Instancia: S_111221_BPOPULAR_JPI5_PTO_DEL_ROSARIO_FUERTEVENTURA_PART_SIN.pdf
PDF AP: S_140506_BPOPULAR_AP5_LASPALMAS_CONFIRMA_111221-JPI5_PUERTOROSARIO_PARTICULAR_SWAP_SIN.pdf