NovaGalicia tendrá que devolver el dinero a una pequeña empresa a la que le cobró por las liquidaciones trimestrales del swap. La insuficiente información que tuvieron los representantes de la empresa fue determinante para que cometiese el error.

Una pequeña empresa guipuzcoana ha conseguido que la justicia anule la permuta financiera que NovaGalicia Banco le coló en marzo de 2009. Durante la fase previa a la firma del contrato, el banco fue incapaz de hacer ver a la PYME los verdaderos riesgos que asumía con la firma del contrato.

La juez considera que la empresa no tuvo conocimiento de los peligros que generaba la adquisición del swap por la “insuficiente información” que el banco dio a los administradores de la empresa. El banco únicamente puso por primera vez el producto al cliente sin advertirle de los peligros que conllevaba su firma. La sentencia del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Tolosa reprocha al banco su falta de diligencia ante un inversor inexperto. “Su deber era extremo respecto a la transparencia, lealtad, buena fe”, afirma la sentencia.

Los administradores y representantes de la empresa no tenían educación especializada en temas económicos ni experiencia financiera, como reconocieron durante el juicio. La sentencia recoge que la empresa actuó movida por la confianza que tenía depositada en el personal de la sucursal. La magistrada considera por ello que la empresa cometió un error provocado por la falta de información de NovaGalicia Banco. Ahora, la empresa verá reembolsados todas las liquidaciones negativas que tuvo que abonar a la entidad financiera, un total de 21.415,24 euros.


Dirección letrada: José María Vidal Suso
Banco: NovaGalicia Banco, S.A.
Producto: Permuta financiera tipos de interés
Perfil: PYME
PDF: S_131202_NCGBANCO_JPIeI3_TOLOSA_PYME_SIN.pdf