Bankia colocó a participaciones preferentes por valor de 100.000 euros a una pareja de jubilados. La sucursal no realizó el test de idoneidad porque ya conocían el perfil del cliente por sus años con la entidad.

La justicia ha condenado a la entidad financiera a devolver el importe íntegro de la orden de compra a los dos jubilados, quienes en ningún momento recibieron una información verídica y real sobre las características y riesgos que conllevaba la contratación de las preferentes.

Uno de los empleados de la sucursal de Caja Madrid, entidad en la que se colocó el producto, afirmó que el test de idoneidad no se les practicó, pero presentaron uno en el jucio. El banco alegó por ello que “tenían el conocimiento previo del cliente” de sus años como usuario de la oficina. La juez, de Juzgado de Primera Instancia número 6 de Badalona, afirma que el test de idoneidad de Bankia carece de “credibilidad y de veracidad al no poder los afectados leer las preguntas y ser rellanado por la propia entidad.

Además, para la justicia es evidente que la pareja de jubilados no tenía conocimientos financieros ni económicos para comprender la complejidad del producto. La juez concluye afirmando que el producto “no era idóneo ni conveniente.

Otra sentencia en Barcelona ha anulado una orden de compra de 500 participaciones preferentes de Caja Madrid en marzo de 2007.


Dirección letrada: Arcadi Sala-Planell
Banco: Bankia, S.A.U. (Caja Madrid)
Producto: Participaciones preferentes Caja Madrid Preferred
Perfil: Particular
PDF: S_140206_BANKIA_CMADRID_JPI6_BADALONA_PREFERENTES_PART_SIN.pdf


Dirección letrada: Arcadi Sala-Planell
Banco: Bankia, S.A.U. (Caja Madrid)
Producto: Participaciones preferentes Caja Madrid Preferred
Perfil: Particular
PDF: S_140206_BANKIA_CMADRID_JPI37_BARCELONA_PREFERENTES_PART_SIN.pdf