Los juzgados también han revocado una sentencia favorable a la entidad.

El Juzgado de Primera Instancia número 4 de San Sebastián ha estimado la nulidad de un contrato de permuta financiera de tipos de interés adquirido por una empresa con BBVA. La entidad ha sido condenada debido a que no entregó el Contrato Marco de Operaciones Financieras, que incluía información básica a la hora de suscribir el producto.

La empresa afectada contrató hasta tres swaps, cada uno como reestructuración del anterior, con la intención de protegerse, como si fuera un seguro, de las variaciones de los tipos de interés.

Durante  la contratación de los swaps existen irregularidades ya que algunos fueron negociados o firmados por un empleado de la empresa que no tenía poder para suscribir ningún contrato ya que no constaba como apoderados.

El principal error y motivo de la nulidad fue la ausencia de Contrato Marco de Operaciones Financieras. Este contrato es el que incluía cláusulas relevantes como la de confirmación y su método de cálculo, cómo se calculaban los intereses a favor o a cargo del cliente en cada liquidación o la autorización de grabar las conversaciones para emplearlas en procedimiento judicial. Al no estar firmado, dichas conversaciones fueron grabadas sin autorización.

El conflicto radica en que al firmar la confirmación se estaban asumiendo las obligaciones del contrato marco sin que sus clausulas estuvieran integradas en el de confirmación, y eso a pesar de que antes se decía que el contrato marco se firmaría en un futuro (algo que nunca paso), y que seria a partir de eses momento cuando pasaría a integrarse con la confirmación.

Por tanto, el cliente nunca tuvo a su disposición un documento que clarificara y mostrara adecuadamente todo el contenido del contrato, por lo que no se puede considerar que la firma se realizara con pleno conocimiento.

Asimismo, la Audiencia Provincial número 3 de Vizcaya ha revocado la sentencia emitida por los Juzgados de Barakaldo que desestimaban la pretensión de nulidad por error y vicio de un contrato swap adquirido por un particular con BBVA.

El afectado suscribió varios préstamos hipotecarios creyendo que la cobertura ofertada junto a ellos era de tipo CAP. Más tarde, por vía telefónica se comunicó que la cobertura era un swap TIP-TOP. Además, los test de conveniencia realizados recogen la inexperiencia con derivados del cliente.

De esta manera, no se puede considerar que la confirmación telefónica, mientras conducía, otorgada para el cliente para sustituir el CAP por un TIP-TOP fuera una forma válida para comercializar, sin entregar folletos ni una explicación detallada, un producto financiero complejo como son los IRS.


Dirección Letrada: Juan Luís Alfaro Zubillaga.
Perito: Cristóbal Verdú.
Banco: BBVA.
Producto: Swaps.
Perfil: Pyme.
PDF:S_140224_BBVA_JPI4_DONOSTIA_PYME_SIN.pdf


Banco: BBVA.
Producto: Swaps.
Perfil: Particular.
PDF: S_131031_BBVA_AP3_VIZCAYA_REVOCA_130626_JPI3_BARAKALDO_PART_SIN.pdf