Banco Santander impuso unas condiciones a las permutas financieras innecesarias para la empresa. La sentencia afirma que la entidad financiera se lucró gracias a esto, haciendo perder a la PYME casi 55.000 euros.

Una pequeña empresa ha logrado anular los cuatro contratos de permuta financiera que firmó con Banco Santander. La justicia considera que los importes iniciales de los swaps no se ajustaban a las necesidades financieras de la PYME, lo que produjo un desequilibrio en los resultados de 54.618 euros a favor del banco.

La PYME deseaba protegerse de una eventual subida de los tipos de interés y que pudiese minar su situación económica. Banco Santander le ofreció los swaps para ello, sin embargo los requisitos mínimos no se ajustaban a los préstamos hipotecarios y deudas que tenía la empresa. Las permutas financieras no lograron tener la finalidad requerida, estabilizar los tipos y frenar el endeudamiento.

La sentencia, del Juzgado de Primera Instancia número 5 de Pamplona, da por hecho que Banco Santander logró unas liquidaciones a su favor imponiendo unas condiciones previas a la empresa innecesarias. Ahora tendrá que devolver el dinero conseguido y anular las órdenes de compra.


Dirección letrada: Ignacio Ferrer-Bonsoms Hernández
Banco: Banco Santander, S.A.
Producto: Permuta financiera
Perfil: PYME
PDF: S_140128_BSANTANDER_JPI5_PAMPLONA_PYME_SIN.pdf