La entidad no se preocupo de averiguar el perfil de los clientes a la hora de ofrecerles un swap.

El Juzgado Mercantil número 4 de Barcelona ha estimado la nulidad de un contrato de permuta financiera de tipos de interés contratado por una empresa con la entidad Mare Nostrum.

El motivo de la nulidad ha sido la ausencia de test de conveniencia o MIFID antes de ofrecer el producto al cliente. El magistrado estima rotundamente que el incumplimiento de la normativa, que obliga a evaluar el perfil de un cliente antes de ofrecer un producto financiero complejo, es suficiente motivo de nulidad. Sobre todo teniendo en cuenta el perfil minorista del afectado.

También en Barcelona, la Audiencia Provincial número 1 ha confirmado la nulidad de otro contrato swap firmado en 2011 por otra empresa con Caixa Penedés, actualmente Banco Mare Nostrum.

La empresa afectada firmó un “Collar bonificado de tipos de interés” pensado que se trataba de un seguro de cobertura frente a la subida del Euribor.

Además de la falta de información que se suele dar en estos casos por parte de la entidad durante la fase de negociación, el contrato no aclaraba la forma de determinar el coste de cancelación. Esta indeterminación llega hasta tal punto que el director de la sucursal interrogado tampoco supo explicar el método para calcularlo.

El banco deberá reembolsar unos 10.000 euros en liquidaciones negativas y los 31.200 euros que cobró por el coste de cancelación anticipada.


Dirección Letrada: Arcadi Sala Planell .
Banco: C. Penedés.
Producto: Swaps.
Perfil: Pyme.
PDF:S_130726_CPENEDES_BMARENOSTRUM_JM4_BARCELONA_PYME_SIN.pdf


Dirección Letrada: Marcelino Tamargo Menéndez.
Banco: C. Penedés.
Producto: Swaps.
Perfil: Pyme.
PDF:S_130429_CPENEDES_AP1_BARCELONA_CONFIRMA_110520_JPI9_GAVA_PYME_SIN.pdf