La entidad financiera ocultó durante años las características principales de los títulos de deuda subordinada. Los afectados invirtieron casi todos sus ahorros y llegaron a perder más de 90.000 euros.

CatalanuyaCaixa ha sido condenado por colocar deuda subordinada a una pareja durante 17 años. Durante este periodo, los afectados perdieron más de 93.000 euros por la adquisición de este producto financiero.

Los afectados invirtieron el 97.90% de sus ahorros en subordinadas creyendo que era un producto sin riesgo y del que podían recuperar la mayor parte de su inversión cuando quisiesen. El banco catalán aportó un documento en el que se informaba de que la deuda subordinada era un producto para aquellos clientes que tuviesen un “perfil prudente”. La sentencia considera que esta descripción es completamente falsa ya que la contratación de este producto lleva aparejado riesgos como la perpetuidad de la inversión o le pérdida total del dinero.

Los clientes no supieron en ningún momento que los títulos de deuda subordinada se negociaban en un mercado secundario y que si nadie quería comprarlos, “no podían recuperar la inversión”.  Tampoco tuvieron constancia de que si querían el reintegro anticipado tenían que esperar a una autorización del Banco de España y a una amortización por parte de la entidad, en un proceso largo.

La sentencia, emitida por el Juzgado de Primera Instancia número 8 de Barcelona, no considera que el recibir cupones y beneficios de anteriores compras de subordinadas pueda suplir la falta de información de CatalunyaCaixa.


Dirección letrada: Antoni Blanch Brugarolas
Banco: CatalunyaBanc, S.A. (CatalunyaCaixa)
Producto: Deuda subordinada
Perfil: Particular
PDF: S_130626_CATALUNYABANK_JPI8_BARCELONA_SUBORDINADA_PART_SIN.pdf