Nueva condena a la heredera de Caja Madrid por la venta de participaciones preferentes a un matrimonio madrileño.

Caja de Madrid, en la actualidad Bankia, vendió más de 122.000 € en participaciones preferentes a un matrimonio madrileño. La venta se hizo, como de costumbre, sin ofrecer la información suficiente ni evaluar los conocimientos financieros de los clientes. El matrimonio, formado por do pensionistas, suscribió el contrato en mayo de 2.009, cuando las entidades financieras ya manejaban información sobre las tendencias de bajada de los índices de referencia. La sentencia recalca que ninguno de los contratantes tenía conocimientos financieros. Él marido, profesor universitario retirado, y la mujer, ama de casa, suscribieron hasta res paquetes distintos de participaciones preferentes inducidos por un empleado de la sucursal.

El juzgado de instrucción número 97 de Madrid ha admitido la demanda interpuesta por la pareja y ha declarado la nulidad del contrato. Derivado de dicha nulidad, condena a la entidad financiera a la restitución de las cantidades derivadas de dicho contrato, que ascendían a más de 122.000€. En la sentencia compara las participaciones preferentes con las acciones de una compañía en cuanto a la seguridad que ofrecen para su recuperación. Pero, como bien recalca, al menos los accionistas son titulares del derecho de control sobre el riesgo que soportan. Concluye que se trata, en definitiva, de un producto inadecuado para el público minorista, y que encima se comercializó de manera irresponsable, ocasionando perjuicio a los afectados.

Banco: Bankia
Producto: Participaciones Preferentes
Perfil: Particular
PDF: S_130725_BANKIA_CMADRID_JPI97_MADRID_PREFERENTES_PART_SIN.pdf