El matrimonio cántabro había invertido sus ahorros en los denominados Valores Santander. El juzgado de primera instancia nr. 10 de Santander condena al banco a devolverles 120.000 euros más intereses.

Poco a poco van llegando las sentencias condenando a la entidad presidida por Emilio Botín a devolver los ahorros que sus clientes les confiaron. En esta ocasión, volvemos a recibir una sentencia del asturiano Marcelino Tamargo.

La sentencia considera que no puede alegarse caducidad contando desde el momento de la firma, sino desde el momento en que los valores se convirtieron automáticamente consolidando la pérdida de la inversión. Así mismo, la carga de la prueba recae sobre el banco que, según el juzgador, no consiguió demostrar haber informado al cliente de los riesgos del producto.

Los Valores Santander fueron comercializados masivamente, en un tiempo record, obligando a sus comerciales a omitir toda la información referente a los riesgos del producto. Así se financiaba la entidad, sin ningún riesgo pues éste lo asumían sus clientes, mientras la operación le resultaba sumamente beneficiosa.

Dirección letrada: Marcelino Tamargo
Entidad: Banco Santander
Producto: Valores Santander
Perfil: particular
PDF: S_140130_BSANTANDER_JPI10_SANTANDER_VALORES_SANTANDER_CANJE_CADUCIDAD_PART_SIN.pdf