Banco Santander ofreció la permuta financiera con la única finalidad de ver mejorados sus resultados. En ningún momento se preocupó por el riesgo que corría la empresa con la contratación del producto financiero.

Una PYME ha conseguido la confirmación de la Audiencia de Girona por la que se anula el contrato de permuta financiera que había firmado con el Banco Santander en febrero de 2008. Los magistrados de la sección dan la razón a la empresa y consideran que la entidad financiera no cumplió con sus obligaciones legales, lo que provocó que la aceptación del swap estuviese viciada.

La sección segunda considera que la oferta de la permuta financiera por parte de Banco Santander responde únicamente a su propio interés, por lo que “la nulidad del contrato resulta indudable”. Los magistrados recuerdan en su sentencia que los bancos deben mirar también mirar por el interés de sus clientes, especialmente cuando estos son considerados como minoristas.

El administrador de la PYME afectada es una persona con “escasa formación académica y autodidacta en operaciones bancarias”, pero carente de conocimientos en productos financieros, debería haber recibido una mayor información y sencillas y claras explicación sobre las características y riesgos del swap.


Dirección letrada: Arcadi Sala Planell
Banco: Banco Santander, S.A.
Producto: Permuta financiera
Perfil: PYME
PDF Audiencia:  S_131211_BSANTANDER_AP2_GIRONA_CONFIRMA_130312_JPI2_BLANES_PYME_SIN.pdf

 


Dirección letrada: Cristina Orive Barreiro
Banco: Banco Santander, S.A.
Producto: Permuta financiera
Perfil: Particular
PDF: S_120301_BSANTANDER_JPI5_ARONA_PART_SIN.pdf