BBVA es condenada por la comercialización de preferentes a clientes particulares. Los afectados cancelaron su depósito a plazo y el único objetivo que querían era salvaguardar los ahorros, ante lo que el banco les colocó las participaciones en Telefónica y Repsol.

Una pareja ha conseguido que la justica anule los contratos de 12 títulos de participaciones preferentes que BBVA les colocó. Los afectados buscaban una inversión sin riesgo  en la que no perdiesen sus ahorros; sin embargo, el banco les engañó vendiéndoles preferentes de Repsol y Telefónica.

El marido fue quien se encargó de negociar con el banco los contratos de ambas compras, mientras que la esposa realizó la firma de las preferentes. El hombre afirmó que BBVA no le dio ninguna información por escrito sobre el producto que le iban a colocar, ocultando además que las preferentes estaban incluidas en “el fondo de garantía de depósitos” ni que fueran a perpetuidad. Además, la entidad financiera le mintió afirmando que las participaciones tenían el 100% de liquidez garantiza y que podía disponer del dinero en cualquier momento.

La firma de ambas paquetes de preferentes se realizó en el domicilio particular de los clientes a cargo de la esposa. El juez determina que la mujer no contó en ningún momento con la información veraz sobre las preferentes, ya que su marido únicamente le pudo trasladar lo que empleados de BBVA le comentaron.

El juez, en la sentencia del Juzgado de Primera Instancia de  Betanzos 1 (A Coruña),  recuerda que los bancos tienen las herramientas necesarias para poder predecir una crisis y los efectos que tendrán los productos de riesgo durante ellas, por lo que la entrega de información es obligatoria a los clientes.


Dirección letrada: Xoán Antón Pérez-Lema López
Banco: BBVA, S.A.
Producto: Participaciones preferentes de Telefónica y Repsol
Perfil: Particulares
PDF:  S_131125_BBVA_JPI1_BETANZOS_PREFERENTES_TELEFONICA_REPSOL_PART_SIN.pdf