Banesto tendrá que devolver el dinero cobrado a una empresa asociada a APYMIFID. La entidad financiera no dio la información más importante sobre el producto: la relativa a los efectos negativos y las liquidaciones negativas.

APYMIFID ha logrado que una empresa socia logre recuperar el dinero perdido en las liquidaciones de una permuta financiera que Banesto le colocó en marzo de 2007. El representante de la empresa confió plenamente en las explicaciones del director de la oficina sobre las características y riesgo del swap.

Sin embargo, la sentencia considera que la información que Banesto aportó a la PYME no fue la relevante. La entidad bancaria obvió el riesgo que asumía la empresa con la contratación de la permuta financiera ni de las previsiones que tenía sobre la evolución de los tipos de interés. El afirma que sin estos elementos, la PYME no pudo “valorar si la oferta del banco satisfacía sus necesidades”.

La sentencia desestima las alegaciones de Banesto en las que justifica que la información sobre el peligro de la permuta financiera estaba en la redacción del contrato. El juez recuerda que los clientes minoristas no pueden comprender el clausulado de los acuerdos que firman. Sin los ejemplos ni las simulaciones en los diferentes escenarios, la empresa no supo nunca los efectos económicos negativos que podía tener.

La asociación ha logrado que la empresa vea reembolsado el dinero que perdió en las liquidaciones: 10.887 euros.


Dirección letrada: Patricia Gabeiras Vázquez
Banco: Banesto, S.A.
Producto: Permuta financiera tipos de interés
Perfil: PYME
PDF: S_131202_BANESTO_JPI22_SEVILLA_APYMIFID_PYME_SIN.pdf