Continúan las condenas contras las obligaciones subordinadas de NovaGalicia. El banco no facilitó nada de información sobre el producto.

NovaGalicia ha sido condenado nuevamente por la comercialización de productos financieros complejos a clientes particulares y de perfil minorista. En esta ocasión, el afectado contrató obligaciones subordinadas sin saber qué era el producto que estaba firmando con el banco gallego.

Según la sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 8 de A Coruña, el director de la sucursal de nunca facilitó el tríptico informativo del producto antes de la contratación. Sí que lo dio años después de que el cliente mostrase su insatisfacción con los resultados que había de las obligaciones subordinadas. Además, el juez afirma que “no solo no se facilitó información verbal sobre el producto, sino que el propio condicionado no fue dado al afectado”.

La sentencia se pregunta si ante tal falta de información, cómo podía el cliente “tener conciencia de que lo contrataba”. Considera que la aportación única de los trípticos sin más información adicional es insuficiente para que se pueda cumplir con el deber legal de las entidades bancarias.


Dirección letrada: Xoán Antón Pérez-Lema
Banco: NovaGalicia, S.A.
Producto: Obligaciones subordinadas
Perfil: Particular
PDF: S_131211_NCGBANCO_JPI8_ACORUNA_SUBORDINADAS_VERBAL_PART_SIN.pdf