Bajo la dirección letrada de Jorge Álvarez de Linera la entidad ya había sufrido otras derrotas a favor de los afectados.

Cajastur ha seguido encajando numerosas condenas en Asturias por la venta de deuda subordinada a particulares no profesionales sin ofrecerles la información necesaria.

En la mayoría de los casos, se comparo el producto con una inversión a plazo fijo, llegando a establecer una similitud, lo que llevo a los clientes, sin experiencia previa en estos productos complejos, a creer que hacían una inversión segura similar a un depósito fijo.

No se llegó a ofrecer ningún documento informativo ni una adecuada explicación en profundidad del tipo de producto y los riesgos de contratación que tenía dicho producto.

Además, durante la comercialización se resaltaban los beneficios en forma de alta rentabilidad que ofrecía la deuda subordinada, pero se omitía o prácticamente no se mencionaba el riesgo que suponía este producto al no estar bajo el amparo del Fondo de Garantía de Depositos.

En algunas ocasiones, no se realizó ningún test de conveniencia o idoneidad, y en los casos que se hizo, se llegó a afirmar que el producto era adecuado pese a que estaba claro que los clientes carecían de experiencia y conocimientos en este tipo de inversiones.

Asimismo, los contratos carecían (o expresaban de forma poco clara) de las condiciones de contratación y los riesgos y funcionamiento del producto.

Estas han sido las cuatro condenas:

Juzgado de Primera Instancia número 5 de Oviedo

Cajastur deberá devolver 62.000 € que fueron invertidos en obligaciones subordinadas por parte de una de sus clientes. La afectada contrató el producto en 2009 después de que el banco recomendará invertir en él el dinero percibido por una indemnización por siniestro.

Juzgado de Primera Instancia número 8 de Oviedo

En este caso, la entidad deberá devolver 100.000 euros que invirtió un matrimonio en deuda subordinada. La entidad solo realizó a uno de los integrantes el debido test de conveniencia y llama la atención que este diera positivo cuando el demandante no tiene experiencia previa con este tipo de productos.

Juzgado de Primera Instancia número 8 de Oviedo

Este juzgado volvió a condenar días después a Cajastur por otra venta irregular de deuda subordinada a un matrimonio. En este caso la entidad tendría que reembolsar 180.000 a los afectados.

Juzgado de Primera instancia número 4 de Oviedo

Finalmente, este juzgado estimo la nulidad del contrato de deuda subordinada que suscribió otro cliente. Liberbank debe abonar en este caso los 24.000 euros que invirtió el demandante pensando que se trataba de un producto seguro similar a un plazo fijo.


Dirección Letrada: Jorge Álvarez de Linera.
Banco: Liberbank.
Producto: Deuda Subordinada.
Perfil: Particular.
PDF JPI5:S_130930_LIBERBANK_CAJASTUR_JPI5_OVIEDO_DSUBORDINADA_PART_SIN.pdf
PDF JPI8:S_131004_LIBERBANK_CAJASTUR_JPI8_OVIEDO_DSUBORDINADA_PART_SIN.pdf
PDF JPI8:S_131008_LIBERBANK_CAJASTUR_JPI8_OVIEDO_DSUBORDINADA_PART_SIN.pdf
PDF JPI4:S_131022_LIBERBANK_CAJASTUR_JPI4_OVIEDO_DSUBORDINADA_PART_SIN.pdf