La entidad ha sido condenada por no proceder adecuadamente en el procedimiento de suscripción del swap, en el que no entregó la documentación necesaria al cliente.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Burgos ha estimado la nulidad de un contrato swap suscrito por un particular debido a la existencia de error y vicio en el consentimiento. Caja Rural de Soria no informó adecuadamente sobre el IRS.

El afectado contrató en 2008 la permuta financiera de tipos de interés al suscribir su hipoteca. Tras la firma de esta ante el notario, la entidad le pidió que acudiera a la sucursal porque había quedado documentación sin firmar. Fue entonces cuando le ofrecieron “un plan que estaban ofertando por el que le iba a salir más rentable la hipoteca, ya que se preveía una tendencia alcista de los intereses y el swap aseguraba que este interés no subiera”.

Llegado junio de 2009, Caja Rural comienza a emitir las liquidaciones negativas, por lo que el cliente tiene que pagar 6.700€ al banco. Ante esta situación y después de informarse mediante los medios de comunicación, el afectado pidió explicaciones y solicitó la documentación del contrato y su cancelación. Hasta la tercera solicitud no recibió respuesta del banco.

El cliente no recibió hasta junio de 2012 documentos relevantes del contrato de permuta (contrato de cobertura, test de conveniencia, liquidaciones mensuales y contrato de afianzamiento de aval). Asimismo, no ha recibido en ningún momento el Contrato Marco de Operaciones Financieras, su clasificación MIFID o las simulaciones de tipos de interés. De hecho, no existe constancia de que firmara el Contrato Marco. Además, las simulaciones de las que tiene constancia el juzgado están fechadas después de la suscripción del swap y no están firmadas.


Dirección Letrada: Sra. Isla Lafuente.
Banco: Banco Cooperativo, Caja Rural de Soria.
Producto: Swap.
Perfil: Particular.
PDF:S_130617_BCOOP_CR_SORIA_JPIEI4_SORIA_CADUCIDAD_PART_FIRME_SIN.pdf