Bankia sigue recibiendo condenas por la colocación de obligaciones subordinadas de sus cajas. En esta ocasión, Bancaja colocó este producto por valor de 64.000 euros a una cooperativa a la que no realizó ningún tipo de test de idoneidad.

Una cooperativa ha logrado anular las obligaciones subordinadas que le fueron colocadas por Bancaja en diciembre de 2009. Durante el juicio ha quedado demostrado que la entidad financiera incumplió sus obligaciones de clasificación del cliente y de recabar toda la información necesaria sobre él para la recomendación del producto más ideal.

La sentencia afirma que la cooperativa fue calificada por Bankia como un ente profesional como afirmó una trabajadora de la sucursal sin someterle antes a un test de idoneidad o conveniencia.  La información que ofreció el banco es calificada por la juez como “claramente insuficiente y casi inexistente”, especialmente en lo relacionado con la cancelación anticipada y los riegos de las obligaciones subordinadas.

Durante el juicio, la representante de la cooperativa dejó claro el nivel de conocimientos financieros que tenían, afirmando que si hubiesen querido realizar algún test de conveniencia no habrían podido realizar “porque no entendían las preguntas”.  La cooperativa firmó el producto por la confianza que tenían depositada en la entidad financiera. Ahora, la cooperativa afectada verá reembolsado el importe íntegro de la compra de las subordinadas: 64.000 euros.


Dirección letrada: Javier Millet Sancho
Banco: Bankia, S.A. (Bancaja)
Producto Obligaciones subordinadas
Perfil: PYME (Cooperativa)
PDF: S_131014_BANKIA_JPI21_VALENCIA_OBLIGACIONES_SUBORDINADAS_COOP_SIN.pdf