Otro estructurado sin capital garantizado comercializado sin los mínimos requisitos de información exigidos por la LMV. La entidad deberá devolver más de 130.000 euros además de los intereses y las costas.

En esta ocasión nos encontramos con unos bonos autocancelables en euros a medio plazo vinculados con el rendimiento de las acciones ordinarias. La cotización de dichas acciones (la que tenga peor rendimiento, también conocida como opción ‘worst of’) determina la cuantía de la amortización final de los bonos.

Tal y como nos confirma la abogada que ha llevado el asunto, Yomara García Viera, la comercialización fue tan deficiente que el banco entregó documentos del producto redactados en inglés sin la pertinente traducción. Además, no consta que la orden de compra fuera realmente suscrita por el actor en la fecha de adquisición de los bonos.

Una vez más nos encontramos en las alegaciones del banco  que el cliente tenía gran experiencia inversora o que se trata del presidente de una mercantil con volumen de facturación elevado, para justificar las carencias informativas de la entidad. Sin embargo, la sentencia considera que la omisión de información suficiente al cliente es patente por lo que condena a la entidad a la devolución de 133.380,15 euros más intereses y costas del prodimiento.

La sentencia es firme.


Dirección Letrada: Yomara García Viera
Banco: Banca March SA
Producto: Depósitos estructurados – Bonos autocancelables
Perfil: particular
PDF: S_131108_BANCAMARCH_JPI8_LASPALMASGC_BONO_AUTOCANCELABLE_PART_FIRME.pdf