La entidad recibió ese mismo día 9 condenas por la venta de deuda subordinada sin informar correctamente de sus riesgos.

El Juzgado de Primera Instancia número 6 de Oviedo emitió dos sentencias más contra Cajastur por la compraventa de deuda subordinada. El mismo día en que la entidad recibió 7 condenas, el letrado Jorge Álvarez de Linera logró otras dos victorias contra el banco.

Ambas demandas se realizaron debido a la falta de información previa durante la contratación de obligaciones subordinadas. En los dos casos el juzgado ha estimado la existencia de error y vicio en el consentimiento por falta de diligencia informativa previa a la contratación del producto.

En el primero, por el cual Cajastur deberá reembolsar los 40.000€ que invirtió el afectado, la entidad no facilitó ninguna explicación o documento que expusiera los riesgos del contrato.

El empleado interrogado durante el juicio afirmó sin rubor alguno que “no se le entregó a la actora documento alguno antes de la firma de la orden de suscripción  que contuviera los riesgos inherentes al producto”. Esta declaración confirma la ausencia de la ‘nota de valores’ durante la contratación.

Asimismo, el test de conveniencia fue realizado en la misma fecha en la que se efectúa la orden de compra y con preguntas genéricas. Este proceder fue irregular, ya que la entidad debe evaluar tiempo antes a la venta del producto bancario el perfil del cliente. Además, las preguntas deben estar adaptadas personalmente al usuario al que se le va a realizar la evaluación.

La otra demanda también reunía irregularidades parecidas. Por estas, Cajastur deberá reembolsar 42.000 euros.


Dirección Letrada: Jorge Álvarez de Linera Prado.
Banco: Liberbank.
Producto: Deuda Subordinada.
Perfil: Particular.
PDF Sentencia 160:S_130902_LIBERBANK_CAJASTUR_JPI6_OVIEDO_PART_S160_SIN.pdf
PDF Sentencia 161:S_130902_LIBERBANK_CAJASTUR_JPI6_OVIEDO_PART_s161_SIN.pdf