La entidad se empeñó en defender la correcta comercialización de un producto de riesgo a un cliente que había invertido la indemnización por un accidente laboral.

La lucha de Alfonso Castillo, comenzó en 2008 cuando su amigo de la infancia, el comercial de Bankinter que le había colocado las preferentes de Lehman, le llamó para decirle que el dinero que había recibido por el accidente laboral que le había costado las dos piernas, había desaparecido.

Gracias a internet, entró en contacto con otros afectados con los que puso en marcha diversas iniciativas de protesta e información a la opinión pública. Los afectados por los Clips de Bankinter nos unimos a muchas de ellas, afectados como éramos por la misma entidad. La prensa contó su historiasus viajes por España denunciando el engaño pero Bankinter seguía negándose a devolverle su dinero.

La sentencia del magistrado-juez del JPI nr. 10 de Córdoba indica con meridiana claridad que no consta que el demandante hubiera contratado productos de alto riesgo con anterioridad, además señala que

“Realmente atenta contra la lógica que una persona que percibe una indemnización por un accidente laboral tan grave como el sufrido (amputación de dos piernas), que motivó una declaración de incapacidad permanente absoluta, arriesgue dicha indemnización en un producto de alto riesgo como son las acciones preferentes. Ello sólo es comprensible desde una deficiente información suministrada con relación al producto ofertado y finalmente contratado. En cualquier caso, ya hemos indicado que es carga de la demandada acreditar que ha facilitado a la actora una información clara y transparente, completa, concreta y de fácil comprensión”

El juez termina concluyendo que no hay constancia de que se entregase un folleto donde se identificasen los riesgos, ni que se diese una información detallada sobre las caracterísitcas financieras, ni simulación de movimienstos adversos, ni sobre el coste que suponía la custodia y la rentabilidad que podía tener sobre el producto, ni que se hubiese evaluado la conveniencia e idoneidad del mismo. Así, una retahila de incumplimientos que Bankinter cometió al colocar estas preferentes al demandante tanto en fase precontractual como en la propia contractación del producto, por lo que condena a Bankinter a devolver la inversión (70.000€) con sus intereses quedando las participaciones preferentes en propiedad de Bankinter.

Alfonso ha contado con la defensa del letrado José Luis Fiuza, conocido por conseguir que el Tribunal Supremo dejara sin efectos la cláusula de cancelación de los intercambios de Bankinter (otro increible caso en el que Bankinter mostró una vez más su ceguera llevando hasta el más alto Tribunal el caso de un matrimonio que se negó a pagar 3.314,75 euros que se les exigía por la cancelación del producto).

Desde Asuapedefin les damos nuestra más sincera enhorabuena, tanto al letrado como al afectado, ambos luchadores incansables que son dignos de nuestra admiración.


Dirección letrada: José Luis Fiuza
Banco: Bankinter
Producto: Preferentes Lehman Brothers (Lehman B 104%)
Perfil: Particular
PDF:
S_131104_BANKINTER_JPI10_CORDOBA_PREFERENTES_LEHMAN_SIN.pdf